Noticias / comentarios

En esta sección queremos hacer una columna que refleje nuestra posición como cristianos frente a los sucesos que acontecen en nuestra sociedad, así como distintos articulos de interes. Tambien reflejar distintos eventos o informaciones relacionadas con nuestra actividad.

 

Columna.....................................................

respondió que había unos pocos, y citó a un alto funcionario que personalmente mantiene estos valores, pero que debe someterse a la estructura de su partido político, que sostiene todo lo contrario, lo cual nos lleva a la reflexión de que en la práctica los cristianos que operan en los organismos de decisión no pueden ejercer su cristianismo, de esta manera se impone un debate filosófico en cuanto a que haces con tu cristianismo.

En Gibraltar aún se respetan los valores morales y familiares, aunque sea nominalmente y para cubrir las apariencias, pero bajo un caparazón religioso, se esconde un altísimo porcentaje de divorcios y familias disfuncionales, una sociedad que está resquebrajada, y que necesita recobrar el verdadero y autentico sentido, no de una moralidad de escaparate, sino de un propósito para su vida.

En estos dias, fijar una posición contraria a los matrimonios entre personas del mismo sexo, afirmar que el aborto es un asesinato y que el dinero no puede comprarlo todo, es exponerse a ser llamado retrógrado, obtuso e incluso insultos peores, ya no provenientes del clásico hippie de los 60, sinó ahora desde los altos estamentos gubernamentales y de la mayoría de los medios de comunicación, con lo cual comienza a tomar real dimensión, lo que significa nadar contra corriente.

En Europa los que fijamos esta posición somos una clara minoría, y nuestros gobernantes evidentemente no estan por la labor, esta semana haciendo un programa de radio, entrevistamos a una periodista cristiana en Madrid, y ante la pregunta de si hay verdaderos critianos en la política nacional española,

Seleccione su idioma:
Artículo: Lo que Dios puede hacer con 57 centavos

Una niñita estaba llorando cerca de la puerta de una iglesia, la cual no la dejó entrar porque estaba “muy llena”. “No puedo ir a la escuela dominical”, le dijo llorando al pastor, quien estaba caminando a su lado. Viendo su apariencia que estaba sin cuidado, el pastor supo la razón y tomandola por la mano, la entró en la iglesia y le encontró un lugar para ella en la clase. La niña fue tan tocada que ella se acostó esa noche pensando en los niños que no tenían un lugar adonde adorar a Jesús. Algunos años después encontraron el cuerpo de la niña en unos apartamentos pobres, y sus padres llamaron a la bondad del pastor, quien se había encariñado con la niña, para encargarse de los detalles fúnebres.

Mientras movían su pequeño cuerpo, encontraron una cartera vieja y dañada que parece ser sacada de un basurero. Adentro de la cartera encontraron 57 centavos y una nota que decía en escritura de niño “Esto es para ayudar a construir una iglesia para que los niños puedan ir a la escuela dominical”. Ella había ahorrado por dos años para esta ofrenda de amor. Cuando el pastor leyó esta carta con lágrimas en sus ojos, el supo inmediatamente lo que él iba a hacer. Cargando la nota y la cartera al púlpito, él contó la historia de amor desinteresado y afectuoso de la niña. El retó a los diáconos a que se apuraran y levantaran una iglesia mas grande.

Pero la historia no termina allí!. Un periódico escuchó la historia y la publicó. Un corredor lo leyó quien les ofreció un pedazo de terreno que valía miles. Cuando la iglesia dijo que no podían pagar tanto, el corredor le ofreció el terreno por 57 centavos. Los miembros de la iglesia hicieron contribuciones grandes. Cheques vinieron de lejos. En cinco años, la ofrenda de la niña fue aumentando a 250.000 dólares, una cantidad grande para ese tiempo (cerca del final del siglo antepasado). Su amor desinteresado pagó grandes dividendos. Cuando pase por la ciudad de Philadelphia, busque la iglesia “Temple Baptist” que tiene una capacidad para 3.300 personas, y la universidad Temple, adonde cientos de estudiantes son entrenados.

Miren también al hospital “Good Samaritan” y a una escuela dominical que hospeda a cientos de niños, para que ningún niño del área se quede fuera durante el tiempo de clase dominical. En uno de los cuartos de este edificio pueden ver una foto de una cara dulce de niña, de quien los 57 centavos que había ahorrado sacrificialmente, hizo una gran historia. Al lado de esta foto esta el retrato del dulce pastor Dr, Russell H. Conwell, autor del libro “Acres de diamantes, una historia verdadera” que demuestra lo que Dios puede hacer con 57 centavos.